2.02.2011

”Tomar el toro por los cachos”

2011-01-11- abpnoticias - NotiColombia Press - Tras el último pronunciamiento de las FARC-EP en boca de su comandante en jefe, Alfonso Cano, contrario a lo esperado, el régimen de JM ”La Hiena” Santos sale diciendo la babosada de que es una ”bravuconada”.
Podríamos aplicarle la máxima de que ”el ladrón juzga por su condición”. No de otra forma se podría entender que un pronunciamiento de tal categoría, una perfección de la concreción revolucionaria, de tan tremenda seriedad, sea entendido de esa manera. O será que como lo dijera Cano en su propuesta de ”tomar el toro por los cachos”, la oligarquía sabe que no tiene lo que debe tener para enfrentar al toro?

Esa es la verdad verdadera. Ningún régimen colombiano se ha atrevido a ”tomar el toro por los cachos” y menos se ha sentado con buenas intenciones a dialogar con las insurgentes FARC. Ninguno. Todos han ido a la mesa con cartas marcadas. Todos han ido con el culillo rondando sus cuerpos y sus fondillos. Todos han ido con la esperanza de vencer en la mesa de diálogos a unas FARC que no han sido vencidas en el campo militar.

Ningún régimen colombiano hasta ahora se ha atrevido a ”tomar el toro por los cachos” y ha procedido a propiciar un ”escenario verdaderamente democrático y representativo”, ninguno ha querido adelantar conversaciones serias para alcanzar la Paz en Colombia. Todos han procedido con la cervix doblada ante los dictados imperiales. Todos. Sin excepción.

La propuesta de ”Tomar el toro por los cachos” es comprender la inutilidad de la guerra como recurso para resolver los conflictos colombianos. Es comprender que hay formas alternas y alternativas de encarar esos problemas y llamar al concurso de todos los colombianos para ello. Es entrar a resolver de verdad verdad las causas que han originado el conflicto interno, causas desarrolladas por la propia oligarquía en el poder, bajo el tutelaje del imperio.

”Tomar el toro por los cachos” es acometer la solución de los problemas sociales que sufrimos los colombianos pobres; es enfrentar las calamidades de la naturaleza –como ésta de las inundaciones-, ver y juzgar la responsabilidad estatal en su agravamiento y proceder a la ”reconstrucción” del país contando las amplias mayorías nacionales y no como se hace ahora con el grupo selecto de gobernadores y alcaldes –burocracia gubernamental-, que se lanzan como aves de rapiña en rebatiña por los recursos que son los mismos que normalmente y escasamente tiene el estado para su funcionamiento ordinario –sólo los trasladan de un rubro a otro-; sabiendo que el régimen de turno es igual a sus predecesores: Muchas promesas, mucho manejo mediático y cero realidades para las comunidades, al tiempo que la burocracia –los ladrones de cuello blanco- se apodera de los dineros públicos.

Esta oligarquía depredadora de los recursos de todos los colombianos y de todos los recursos naturales ha sido incapaz de entender el significado de la propuesta de las FARC. Colocan al advenedizo Angelino Garzón a decir que es una ”bravuconada”, pero olvidan que él cuando era –tiempo pasado mas no por eso inexistente- miembro del Partido Comunista Colombiano se deshacía en loas a la insurgencia armada, quizá como mecanismo psicológico de su incapacidad para ”enguerrillerarse”.

Quizá creen que de esa manera ”ganan la guerra” y se autoconvencen de que por calificar de esa manera la propuesta fariana le asestan un ”golpe definitivo” a la propuesta de paz de las FARC, sin saber que lo que hacen es aplazar por algunos meses la explosión social y revolucionaria que el pueblo está organizando porque ya no cree en los politiqueros, en los ladrones de cuello blanco, en los funcionarios estatales, porque el pueblo ya no dá más.

Señor JM Santos, hay que ser serios ante propuestas serias. Si no la historia registrará su inconsecuencia –como en efecto ya lo ha hecho- y los condenará al más oscuro ostracismo. Tocará esperar a ver si el imperio -que vive su propia crisis estructural- tiene la visión para entender que el conflicto colombiano se resuelve de manera civilizada, política, y procede a darle la orden a la Casa de Nari para que se siente en la mesa de diálogos. Si no lo hace, entonces a quien le tocará hacerlo será al propio imperio gringo. Y no será que el toro se los lleva por delante?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.