2.02.2011

Santos y las privatizaciones

2011-01-09 - abpnoticias - Salmón Urbano-Rodrigo López Oviedo - Muy desafortunada resulta la decisión del Gobierno de continuar por el camino de las privatizaciones, así el motivo sea el de conseguir los 12 billones de pesos que costará la recuperación de las zonas y poblaciones afectadas por la ola invernal, aunque sería más objetivo decir que afectadas por el abandono en que se ha dejado a la naturaleza para que la explote y degrade el capital privado.
Y vuelve a tocarle el turno a Ecopetrol. Un nuevo 10 por ciento de su patrimonio saldrá a la venta, y con ello se dará un paso más hacia la pérdida de la soberanía energética del país que está representada en esta estratégica empresa.

Abusando de la “viveza” de los colombianos, como sugiriendo que es lo mismo ocho que ochenta, el Gobierno ha dicho que en la operación solo habrá un cambio de activos, pues lo obtenido no se destinará a atender las necesidades de los damnificados, sino exclusivamente a la recuperación de las infraestructuras afectadas por el invernal fenómeno. Podríamos preguntarnos entonces, por vía de ejemplo, cuánto es lo que le produce al Estado cualquiera de las vías con que cuenta el país, incluidas las que están en concesión. Y no es que no se crea importante que exista una malla vial, unos diques y, en general, unas infraestructuras a la altura de las necesidades. Es que, simplemente, nunca hemos tenido infraestructuras a la altura de las necesidades, ni le han reportado al Estado los recursos que sí ha recibido de Ecopetrol.

Ahora bien: ¿No habrá mejor forma de atender esta emergencia que la de quitarle al Estado otra parte de su patrimonio más preciado? ¿Por qué para tan impostergable solución no se acude a los dividendos que obtuvo la Empresa durante los años 2008, 2009 y 2010, que en total sobrepasaron los 32 billones de pesos? ¿Por qué no mirar hacia las utilidades acumuladas de otras entidades, por ejemplo las del Banco de la República, que además tiene un buen saldo de dólares en reserva, los mismos que ha venido comprando para garantizarles a los exportadores unas más altas tasas de ganancia? ¿Porqué no recuperar los siete billones que anualmente quedan en manos de las multinacionales por concepto de exenciones tributarias? ¿Por qué no reducirle siquiera un 20 por ciento al presupuesto de guerra?

La venta de este nuevo paquete accionario debería alertarnos a todos. Lo que Santos está haciendo es utilizar de pretexto la tragedia invernal para continuar en el cumplimiento de los requerimientos de la banca mundial y seguir en los postulados de Estado pequeño que emanan del Consenso de Washington. Ojalá pudiéramos impedirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.