2.02.2011

Así es como funciona el estado colombiano

2011-01-24 -abpnoticias -NotiColombia Press- Hemos dicho que el estado colombiano es una colcha de retazos. Y la realidad, terca, se empeña en demostrarnóslo. También que uno de los grandes males del estado es la enorme y profunda corrupción, que con las violaciones de derechos humanos y la impunidad son el trío de oro, pero no de vallenatos, sino el trío que caracteriza un estado descuadernado en sus principios.
Para corroborar lo que decimos la Revista Semana en su artículo titulado ”Así era el carrusel” http://www.semana.com/noticias-nacion/carrusel/150575.aspx nos da una radiografía de ese estado decrépito y corrompido. Demuestra el artículo la corrupción en la capital Bogotá –que es la intencionalidad de la revista Semana-, mas el fenómeno es a nivel nacional. Es llamativo el caso Bogotá, además de lo ya dicho, porque en la Alcaldía la capital está un miembro del POLO. Y por ello es la preocupación de la prensa oligárquica. Además porque el que es Alcalde es un Moreno-Rojas y es sabido cómo la gasta la oligarquía en eso de los odios de clase e interclase.

Pero démonos cuenta que el estado da contratos a contratistas que trabajan con la plata del estado. Por ello el adelanto del 10%, y sin ese adelanto no hay pago de ”mordidas” y ni tampoco hay arranque de obras. Y por qué? Porque ningún contratista trabaja con su propia plata, trabajan –ponen a trabajar sería mejor decir- es con la plata del estado. O sea, el estado le paga a unos particulares para que hagan las obras que les competen a ellos y las cuales bien podrían ser hechas por funcionarios propios.

Y por qué los contratistas? Porque las propias entidades no adelantan sus propios trabajos? O por qué el estado no tiene una empresa que haga todas sus obras? Por qué acabaron, por ejemplo, las Obras Públicas de los departamentos y alcaldías? Por el fementido cuento de que el neoliberalismo metió en la cabeza de todo el mundo en el sentido que los trabajadores estatales son malos, perezosos, llenos de desidia, y que por consiguiente todo lo bueno está en los contratistas privados. Además porque, hay que decirlo, en todas esas instituciones funcionó, funciona y funcionará la ”mordida”. Todos muerden.

Y quiénes son los neoliberales? Quiénes son los que han llevado al estado a ese grado de desgreño administrativo y corrupción? No son los mismos oligarcas que ahora se rasgan las vestiduras por la ”corrupción en Bogotá”? Y por qué lloran y patalean? Será acaso que es porque no pueden mamar la teta de la Alcaldía de Bogotá?

Ahora bien, habrá alguien de esos oligarcas que nos responda estos otros interrogantes?

Quiénes han corrompido las contrataciones?

Quiénes son los ”padrinos”?

Qué hacen los inquilinos de la Casa de Nari?

Qué hacen los funcionarios estatales?

Qué hacen la Contraloría, la Procuraduría, la Fiscalía?

Qué hacen los jueces?

Nada porque en todos esos niveles también hay ”contratos” y también funciona ”la mordida”, es decir, la corrupción. Nada porque la cadena de la corrupción empieza desde el agente de tránsito que da la ”mordida” por alguna contravención o porque no tienes licencia de conducir, pasa por el juez que se embolsilla la plata para dictar suave sentencia a los corrompidos, hasta ministros (Subsidios AIS [”Uribito” Arias], compra de armas [Silva], etc, etc) e inquilinos de la Casa de Nari (Gaviria, Samper, Pastrana, Uribhitler, ”La Hiena” Santos).

Por qué no se insiste en la denuncia de los contratos firmados por Uribhitler a "vigencias futuras", las cuáles superan los 30 billones de pesos hasta el 2027? Será porque hay corrupción de "cuello blanco" y corrupción de "otro color"?

Hemos dicho que el régimen de JM Santos era ”heredero y continuista”. Y lo estamos viendo. Muchas promesas, mucha vitrina, muchas declaraciones a los medios, pero los problemas de fondo continúan. Pobreza, desempleo, subempleo, insalubridad, falta de viviendas, falta de educación, violaciones de derechos humanos, desplazamiento forzado, etc, etc, etc. Y guerra, claro.

No se puede combatir la corrupción, por ejemplo, cuando sus propios funcionarios están esperando que les den su parte de la ”mordida”, o si no canto… No se puede combatir la ”corrupción” de los otros si yo lo que quiero al combatir esa corrupción es implantar mi propia corrupción. Por ello decimos que la oligarquía santafesina lo que no quiere es perder ”la mordida” de algo que cree es de ellos. Y de nadie más. Es como la canción de Juan Piña ”lo mío es mío y nadie me lo quita”.

Mas ellos si pueden meterle el diente –una mordida- a las regalías de las regiones, a Ecopetrol, y a las más de 50 empresas que eran de todos los colombianos que fueron vendidas por Uribhitler al sector ”privado” nacional e internacional. Cuántas ha vendido JM ”La Hiena” Santos?

Tamaña corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.