8.26.2009

URIBE, EL TERRORISTA

La alharaca del presidente Uribe de hace unos d�as ante la orden de captura contra el ex ministro Juan Manuel Santos, librada por el juez de Sucumb�os, tiene que ver con el espanto de mirarse en su propio espejo futuro. De inmediato sali� a decir que ese era un ataque contra el pa�s. �Desde cu�ndo el ministro de los �falsos positivos� y del terrorismo de estado se convirti� en la encarnaci�n de Colombia? No se�ores. Santos debe responder por el homicidio de Franklin Aisalia. El ciudadano ecuatoriano fue capturado vivo en su propio pa�s y tra�do a Colombia luego de ser asesinado a golpes con objeto contundente, como lo determin� la experticia de la Fiscal�a de la hermana naci�n.

La imagen que proyecta Uribe es la de un loco acusando a todo el mundo de terrorista: tanto a personas como a gobiernos; pero el verdadero terrorista es �l. Uribe fue elegido presidente con los dineros y la intimidaci�n de las armas de los terroristas paramilitares y narcos. Es el autor de la actual hecatombe humanitaria de Colombia. Hoy le ha permitido al terrorismo trasnacional de los Estados Unidos, en repudiable acto de traici�n a la patria, instalar en el pa�s sus bases de agresi�n que apuntar�n no s�lo contra el pueblo, sino contra los gobiernos progresistas del continente.

Cuando viaj� al Canad� lo hizo con una carpeta repleta de terroristas imaginarios demandando su extradici�n. Eran los familiares de Ra�l Reyes que forzosamente tuvieron que asilarse en aquel pa�s ante la irracional persecuci�n del tirano. Sus ojos, el copete alterado, el chillido de su voz son el talante de un hombre s�quicamente deteriorado. El mono sabe en qu� palo trepa y por esa raz�n no se le ocurrir� jam�s bombardear al Canad�, como lo hizo con Ecuador.

Vale la pena que se eval�e la salud mental de este Presidente, quien se cree el propio McCarthy, en persona, abogando m�s all� de las fronteras por la criminalizaci�n del pensamiento. Con la anuencia del gobierno de Calder�n sac� de M�xico al profesor universitario Miguel �ngel Beltr�n acus�ndolo de ser integrante de las FARC, cuando no lo es y nunca lo ha sido. Ahora pide a trav�s de un juez la extradici�n de la estudiante mexicana Luc�a Morett bajo el mismo cargo, cuando lo que debe es responder por su infame agresi�n contra ella, por lesiones personales, y por el cobarde asesinato de cuatro estudiantes mexicanos.

A Uribe lo esperan los tribunales. Hay siete relatores de Naciones Unidas en Colombia investigando los �falsos positivos� o cr�menes de Estado, el desplazamiento forzoso, las detenciones masivas, su injerencia en el poder judicial y su obstrucci�n a la justicia. Anda desesperado buscando impunidad. Muchos de sus seguidores ya est�n dando un paso al costado. Por eso es comprensible que se la juegue a muerte por su lugarteniente Santos.

Comisi�n Internacional de las FARC-EP

Monta�as de Colombia, julio 25 de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.