2.06.2009

Del 2008 al 2009

Enero de 2009.

El 2008 fue sin duda un año duro para el pueblo colombiano y para los países que sufren los horrores de la guerra que imponen las superpotencias imperiales y las oligarquías cipayas, fue el sexto año de la dictadura narco paramilitar de Uribe y la rancia oligarquía colombiana que se dedicaron a atizar la guerra contra el pueblo de manera generalizada y sangrienta dejando a su paso miles de víctimas civiles inocentes en los campos y ciudades de nuestra amada Colombia. El 2008 comenzó con el paro de la Universidad Nacional y fue seguido por movilizaciones de los camioneros, los cocaleros, los corteros, la rama judicial, los indígenas y cientos de organizaciones sociales que se decidieron a superar el miedo y se manifestaron en contra del cartel oligarca que tristemente hoy gobierna a nuestro país, el 2009 no será inferior al nivel de lucha que hemos alcanzado.
El año pasado fue el año de los falsos positivos, las ejecuciones extrajudiciales, la tortura, la desaparición forzada y la eliminación sistemática de los que piensan diferente al régimen corrompido. El 2008 será recordado por ser un obscuro y vergonzoso capítulo de la historia que el pueblo colombiano no debe olvidar y por el cual deben pagar los responsables; esta trágica historia de Colombia convertida en espanto solo se podrá superar el día en que mediante la lucha organizada conquistemos la paz con justicia social; el día en que entre todos construyamos la nueva Colombia Bolivariana.
En las selvas y en las montañas como en las universidades y los barrios se resistió y se combatió al opresor con el honor y moral revolucionaria que caracterizan al insurrecto pueblo colombiano, en esta heroica tarea cayeron compañeros y camaradas que entregaron sus vidas por la causa del pueblo y que hoy se convierten en ejemplo y guía de lo que será la revolución colombiana que avanza sin cejar un instante. El ejercito de Bolívar y Manuel, el ejercito del pueblo colombiano, resiste con heroica valentía la más violenta arremetida en su contra y se convierte con el pasar del tiempo y los combates en un poderoso ejercito popular conformado por hombres y mujeres curtidos y con una elevada conciencia revolucionaria que son garantía para el triunfo en la batalla que libra el pueblo colombiano contra la oligarquía y el imperio; la base popular de apoyo sigue creciendo y el Partido Comunista Colombiano Clandestino así como el Movimiento Bolivariano crecen, se fortalecen y se consolidan como formas de organización del pueblo que avanza hacia la segunda y definitiva independencia.
Luego de la práctica generalizada del terrorismo de estado por parte del gobierno colombiano, el 2008 termina con el cruel asesinato a manos de la fuerza pública del esposo de la líder indígena Aida Quilcue en un atentado que era dirigido contra ella y era montado para relacionarlos con la guerrilla con el objetivo de minar la moral del movimiento indígena que se levanto y pronto se volverá a levantar con más fuerza en contra del gobierno mafioso y corrupto de Álvaro Uribe Vélez. El 2009 comienza con el intento de asesinato por parte de agentes del estado de Yuri Neira, padre del asesinado a manos del ESMAD Nicolás Neira, quien solo busca una respuesta al brutal asesinato de su hijo de 15 años por parte de agentes de la policía un primero de mayo a plena luz del día. Como vemos la violencia estatal no para y las causas que dan origen a la lucha armada siguen más vigentes que nunca y se manifiestan ante nuestros ojos.
El 2009 también comienza con el criminal ataque al pueblo palestino por parte del terrorista e ilegal estado de Israel; las tímidas y tardías resoluciones de las Naciones Unidas y el silencio cómplice ante la catástrofe de los que se hacen llamar “comunidad internacional” son muestra fehaciente de que son la hipocresía y la guerra el lenguaje en el cual se entienden las potencias extranjeras, los pueblos en estos casos solo entendemos de resistencia y dignidad ante el invasor o el opresor; son los genocidas y los terroristas de estado mundiales los que determinan cual lucha es legítima y cual no, que es terrorismo y que no, cual merece morir y cual no. Ante un panorama de estos definitivamente la resistencia se justifica y pasa de ser necesaria a ser un deber de todo hombre que se diga humanista.
Recibimos con gran agrado y expectativa las misivas que buscan crear caminos que faciliten el intercambio humanitario, saludamos el anuncio de la liberación de los prisioneros de guerra por parte de las FARC-EP y enviamos un revolucionario abrazo a los presos políticos de los cuales también recibimos comunicaciones ratificando su compromiso con la organización y la lucha del pueblo colombiano, leímos con especial atención el saludo de año nuevo del secretariado y la entrevista realizada a Alfonso Cano lo cual nos traza las márgenes de lo que será este nuevo año de luchas y conquistas del pueblo colombiano; también recibimos con gran alegría la emotiva comunicación de la juventud comunista del ecuador en la cual expresan su apoyo a las luchas del pueblo colombiano y a las luchas de las FARC-EP; desde Colombia le mandamos un sincero, fraternal y revolucionario saludo al pueblo ecuatoriano y a todos los pueblos del mundo que se identifican con las luchas de nuestro pueblo, no seremos inferiores al compromiso que nos planteamos frente al pueblo colombiano, frente a los pueblos de América y frente a la humanidad entera.
Este año 2009 seguiremos adelante en la lucha por alcanzar el sueño bolivariano y el país que soñó Manuel, ante la desesperanza proponemos la organización y la resistencia como únicos caminos del pueblo para superar el horror del fascismo uribista, los jóvenes de Colombia tenemos un compromiso con la humanidad y con la historia y no seremos inferiores a esa responsabilidad, estrechamente ligados al pueblo superaremos la horrible noche para ver florecer la nueva Colombia con justicia social, nosotros también hemos jurado vencer y venceremos.
Núcleo Bolivariano Juan de la cruz Varela.
Juramos vencer.
jdelacv@gmail.com
mbolivariano.blogspot.com