6.05.2008

Reflexiones ante la muerte de Manuel Marulanda Vélez

Laop, mayo 2008

Es un fracasado, porque se murió de viejo y sin lograr la revolución que prometió, por eso su muerte nos muestra que en Colombia los terroristas como él no tienen ninguna chance de éxito. Y menos ahora que el gobierno del presidente Uribe ha ofrecido todas las oportunidades para participar de una amplia y generosa democracia.
Palabras de la Senadora Uribista, Gina Parodi, en RCN TV

Hace años un oligarca y politiquero Colombiano popularizó una frase tristemente celebre: “El país va mal pero la economía va bien”. Aquel día, en que la prensa difundió la sentencia del prohombre de los ricos, y en la familia del pueblo se la escuchó por la radio y la TV, la gente comprendió que el país, es decir las familias de trabajadores del campo y la ciudad, los campesinos pobres, los asalariados, los peones sin tierra, los proletarios sin empleo, los explotados laborando por salarios injustos, los intelectuales alquilados a cambio de un sueldo mensual, es decir, el ser humano que en su conjunto conforma lo que denominan “pueblo”, estaba cada día más mal, con más necesidades básicas insatisfechas y con sus vidas reducidas a una existencia de sobrevivencia miserable; pero, a cambio, los negocios y las rentas del capital de los empresarios colombianos, que conforman la otra parte de lo que llamamos la nación colombiana, iban muy bien, es decir, iban palo arriba.

Algunos cristianos recordaron aquella vez la frase bíblica según la cual, “cuando en la mesa del lobo hay cena, es por que en el hogar del cordero hay dolor y tristeza”.

Hoy hay fiesta en el hogar del lobo... Se siente en sus aposentos públicos y privados un airecillo de frescura... Todos al unísono claman que el orden social impuesto será eterno y que ya nadie se atreverá a dudar de su legitimidad... Los lobos embriagados de dicha ponen entre sus filas a dios y a la naturaleza, como prendas de garantía de que esta sociedad, así como esta, es moral y ética y que ni requiere ni permitirá algún tipo de ajuste o cambio... Aúllan insolentes, tratando de informar hasta a los cielos que ya no hay rebeldes, que no hay esperanza para las gentes del pueblo, que los oprimidos y explotados sólo tienen el recurso de hincar la rodilla al suelo y la cerviz sumisa doblar ante el Lobo...

Hoy la fiesta de los lobos toma prestados los símbolos y los aleluya que en otros momentos usaron otros lobos; recuerdo, por ejemplo, aquellos que se relamían ante el cadáver descuartizado de José Antonio Galán, o el del inca Tupac Amarauc, lideres mestizo e indígena de la lucha contra la opresión imperial española en sur América... La de los éxitos de los lobos es una larga historia que empieza en muchos lugares donde germinó la opresión y la explotación, por ejemplo en Roma, cuando los Cesares se vanagloriaban ante el cadáver en crucifixión de Espartaco, el líder de los esclavos... y sentenciaban prepotentes: “a dios lo que es de dios y al Cesar sus esclavos, que ningún insurrecto jamás podrá quitarle”..

El país va mal pero el gobierno va bien... y... Si en el la sala de juntas del gobierno de la seguridad democrática hay fiesta, en el hogar del pobre se piensa que lo peor esta por venir...

Hoy, muchos miles de campesinos colombianos lloran a su líder... y otros tantos, asesorados por la gran prensa, piensan que ya no hay esperanza para ellos...

Como intelectual que subsiste de vender su fuerza de trabajo pero no su dignidad ni su conciencia, siento el deber popular de rendir homenaje a un líder popular que sembró, abonó y cuidó con decisión y esmero la esperanza de muchos de que esta horrible noche algún día cesará. Marulanda, nos enseñó que es falsa aquella frase de que “...al pueblo nunca le toca”...

Y mi sencillo homenaje consiste en traer a la memoria una instructiva analogía: Mientras en los años sesenta Marulanda se apuraba a organizar a los campesinos pobres que luchaban por no perder su tierra o por recuperar parte de la que tuvieron algún día o simplemente por lograr un terruño que nunca les permitió el poder terrateniente... muchos otros campesinos hacían uso de su rebeldía de forma aislada y desorganizada, con horizontes o metas muy poco definidos... Fue así que mientras Marulanda y sus compañeros crecían como grupo y se hacían fuertes y se ubicaban en la mira del pueblo como un símbolo de la esperanza del cambio, miles y miles de campesinos rebeldes, servían de fuente de materia prima para llenar de presos la recién creada cárcel de la isla prisión Gorgona. Porque los suplicios de la terrible isla prisión sólo fueron aplicados a las gentes del pueblo, y principalmente a los campesinos rebeldes de la época.

De nuevo, medio siglo después, abolida la prisión y convertida la isla en Parque Nacional Natural, mientras Marulanda y los suyos tenían alguna chance de protección ante la barbarie oficial, los campesinos no organizados o aislados morían como moscas en la mesa del carnicero, a manos de las hordas de paramilitares adiestrados, asesorados y programados desde los huestes oficialistas, como parte de un plan contra insurgente justificado como estrategia necesaria para aislar a los rebeldes, ahora, estigmatizados como terroristas.

1 comentario:

  1. La lucha de las Fuerzas Armadas Revolucionarias De Colombia Es Una Lucha Legitima, Transgiversada de sentido totalmente por lo que nos muestran los medio de comunicacion oligarquicos que manejan este pais, organizemomos y luchemos... Viva La Lucha De Los Estudiantes, Viva La Lucha Del Pueblo, Y Definitivamente, Seguiremos Adelante, Y Juramos Vencer, VVA EL MOVIMIENTO BOLIVARIANO Y TODAS LAS RESISTENCIAS QUE SE FORMAN ANTE CUALQUIER FORMA DE REPRESION Y PODER ILEGITIMO

    ResponderEliminar

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.