12.26.2007

La Organizacion en Marcha: Las Conferencias de las FARC

Primera Conferencia 1965

A finales de 1965 se realiza la Primera Conferencia Guerrillera de Marquetalia y de otros destacamentos guerrilleros.

El movimiento pasó a conocerse como “BLOQUE SUR”, ya que estaba situado al sur del departamento de Tolima, confluencia de los departamentos de Huila, Cauca y Valle. Participan en esa Conferencia representantes de las regiones de Marquetalia, Riochiquito, El Pato y Guayabero, 26 de Setiembre y otros agrupamientos.
Realizan un balance de lo realizado hasta el momento, como el movimiento ya adquiría mayor fortalecimiento debía realizar proyecciones que apuntaban al logro de nuevas instancias. Fijan entonces los planes de acción en el campo militar y lo referente a propaganda política, educación y organización. Uno de los puntos esenciales fue mantener la perdurabilidad del Movimiento.

Segunda Conferencia 1966

A finales de 1966 el Bloque Sur constituyó en la región de Duda, las FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS DE COLOMBIA.

Siempre actuando como guerrillas móviles, deciden extenderse a otras zonas. En esta Conferencia quedan planteados los lineamientos que encauzarían al movimiento hacia una mayor organización de masas, educación, propaganda y finanzas. En esta Conferencia queda planteada la necesidad de crear una distribución de fuerzas en áreas determinadas. Se formarían un comando a cargo de Ciro Trujillo, otro a cargo de Joselo Lozada, un tercero a cargo de Carmelo López.

Así también tendría su espacio Rogelio Díaz, otro quien luego se convertiría en un traidor, “Cartagena” y finalmente en el otro Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas.
Ciro Trujillo convocó a todos los destacamentos excepto los de Joselo y Marulanda, para que concentraran todas sus fuerzas en el Quindío, pero fueron detectados por el ejército que aplicó un artero golpe al descubrirlos. Perdieron varias vidas y el 70 por ciento del armamento.

Ciro Trujillo fue un valeroso cuadro guerrillero pero no tuvo una visión clara de la táctica de guerrillas móviles. Este hecho tan lamentable contribuyó al menos para no volver a repetir errores , con lo cual el crecimiento se convertiría en constante.

Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas se radicarían en la zona de El Pato, en el departamento de Caquetá. Resultaba imperioso integrar a los guerrilleros de aquella zona; el destacamento del comandante Januario Valerio andaba disperso y no presentaba carácter propiamente de guerrilla.
Tercera Conferencia

Hubo allí nuevas tácticas de lucha además de un balance de lo acontecido hasta el momento. Constituyen una escuela nacional de formación ideológica para el estudio de la “guerra preventiva”y de la guerra del pueblo.
Había que crear el espacio para construir el futuro desenvolvimiento de los cuadros y las nuevas áreas de lucha manteniendo las anteriores.

Cuarta Conferencia

Se realiza al poco tiempo de la anterior, hubo allí un balance general que incluyó un reajuste del Estado Mayor y de todo el mando.

Salen de este espacio nuevos planes militares.

Quinta Conferencia 1974

Realizada en 1974, se hace un nuevo balance a partir de condiciones nuevas. Era muy rica la experiencia acumulada lo cual instaba a continuar con la metodología aplicada hasta el momento, reforzando con un proyecto de elevación político que contribuiría a dar un salto de calidad al movimiento.

Sexta Conferencia 1978

Fue ésta una de las más pródigas y ricas. Se realizó entre el 18 y el 26 de enero de 1978. Cinco meses de arduos debates y análisis estudiaron los pasos a seguir.

A partir de ésta surge la conformación de un EJERCITO REVOLUCIONARIO. Ya estaban encaminados los proyectos de Estatuto, un Reglamento de Régimen Disciplinario y las normas de Comando que harían regir la vida de las FARC.

Hubo también en esta Conferencia un balance general de todo el trabajo de esta organización guerrillera, de su organización política y de masas.

Surge también la necesidad de pasar las áreas guerrilleras a una organización clandestina de actividad política, se necesitaba resguardar del enemigo la actividad política.

Hubo también en esta etapa un reajuste del Estado Mayor Central, como también del cuerpo de comando y crearon los Estados Mayores de Frentes de acuerdo con los Estatutos de Reglamento.

Quedó constituido firme y definitivamente el SECRETARIADO DE ESTADO MAYOR CENTRAL, que venía funcionando desde el Plenario de Estado Mayor de enero de 1973.

Séptima Conferencia 1982

Se lleva a cabo desde el 4 al 14 de mayo de 1982. Ahí se plantea la necesidad de transformar a FARC en un movimiento ofensivo, con lo cual ya no debían esperar el ataque enemigo sino que debían buscarlo con el fin de atacarlo y golpear. Si el ejército huía la guerrilla volvería a atacar, ya se planteaba la ofensiva de comandos móviles.

A partir de esa Conferencia el movimiento quedaría constituido como FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS DE COLOMBIA- EJERCITO DEL PUEBLO (FARC-EP).

Se planteaba la lucha desde otros términos, esta lucha de clases no se dio antes, lo cual producía un salto cualitativo que convertía al accionar en una estrategia hábil, con un carácter profundamente político. Los problemas del pueblo no estaban resueltos sino que cada día se agudizaban mas, las contradicciones del sistema imperante se profundizaban, lo cual provocaba la resistencia de los sectores mas empobrecidos. Estos elementos brindaban a la lucha perfiles nuevos.

Sucedió en esta Conferencia un plenario ampliado del Estado Mayor Central, que constituía un acontecimiento sin precedentes en la vida del movimiento guerrillero. Este plenario fue el más extenso de los realizados por las FARC-EP. Comenzó el día 6 y concluyó el 20 de octubre de 1983; fueron14 días de intensa discusión, análisis y conclusiones.

Estaban presentes en el plenario todos los jefes de los 27 frentes existentes hasta el momento y otros cuadros del movimiento.

Se presentaron para discusión y debate los siguientes documentos

1. INFORME CENTRAL
2. INFORME SOBRE CESE AL FUEGO, TREGUA Y PAZ
3. INFOME SOBRE FINANZAS Y POLITICA FINANCIERA
4. INFORME SOBRE EDUCACION Y PROPAGANDA
5. INFORME SOBRE EL TRABAJO DE FRACIONAMIENTO REALIZADO POR EL ENEMIGO.
6. INFORME SOBRE DIVERSOS CURSOS DE LA ESCUELA DE CUADROS
7. LINEAS GENERALES DE UN PLANO MILITAR PARA LOS SIGUIENTES AÑOS.

Octava Conferencia

Celebrada en abril de 1993, en La Uribe, Meta, en el marco del convencimiento de una solución posible al conflicto. Las FARC-EP son una organización político militar que desde su fundación el 27 de mayo de 1964 se asume como marxista leninista y además bolivariana. Las FARC-EP son un ejercito guerrillero y al mismo tiempo un partido político que aplica el marxismo para analizar y transformar la realidad colombiana. Del pensamiento bolivariano recoge –entre muchos otros- los principios del antiimperialismo y unidad de los pueblos de América Latina y el Caribe. La estructura orgánica de las FARC-EP practica los principios leninistas como el centralismo democrático, el cual destacamos a propósito de la Octava Conferencia Nacional de Guerrilleros.

La Conferencia Nacional de Guerrilleros es la instancia máxima en la toma de decisiones y en el diseño del Plan Estratégico que la organización tendrá que desarrollar en el futuro. En esta confluyen guerrilleros de base, representantes de los 60 frentes distribuidos a todo lo largo y ancho del territorio colombiano que con anterioridad recogieron la discusión, opiniones y propuestas de todas las células políticas de las FARC-EP que al mismo tiempo conforman una escuadra guerrillera (con 12 unidades).

La convulsión social se acrecentaba en momentos en que el gobierno abría las fronteras para que ingresaran productos y capitales extranjeros, llevando a los colombianos a un estado de pobreza y desocupación absoluta. El proyecto Neoliberal estaba en marcha y con ése todo el cúmulo de perjuicios que causaba.

Se privatizaban las empresas más importantes igual que las entidades que pertenecían al Estado. Era muy simple de ver que el gobierno no quería la paz sino que se nutría de la guerra, aumentaba su poder trabajando genuflexo a las órdenes del Imperio. FARC continuaba el camino trazado con lo cual volvió a encontrarse cara a cara con la violencia de la oligarquía militarizada que contrapuso históricamente el terror a la solución de los problemas reales.

Sesenta frentes de las estructuras urbanas, las guardias especiales del Secretariado y los miembros del Estado Mayor Central, se abocaron a un balance de los once años de actividad, evaluando su crecimiento y fortalecimiento a la vez que encaminaba su proyecto político con las tareas a realizar.

Se dio así la instancia para la formación de una PLATAFORMA PARA UN GOBIERNO DE RECONSTRUCCION Y RECONCILIACION NACIONAL, que permitiera a todos los colombianos abocarse a la tarea de conformación de un gobierno pluralista, patriótico y democrático.

LA OCTAVA CONFERENCIA en su DECLARACION POLITICA, declaraba la construcción de un NUEVO GOBIERNO PARA ALCANZAR LA PAZ.

Esta conferencia valoró profundamente la reactivación del movimiento popular en la lucha contra la política del gobierno. Al término de las sesiones se reunió el nuevo Estado Mayor Central, ratificando en su condición de Comandante en Jefe al Camarada Manuel Marulanda Vélez.

Pasarían a ser siete los integrantes del Secretariado Nacional: los Comandantes en ejercicio Raúl Reyes, Alfonso Cano, Timoleón Jiménez, Iván Márquez, a quienes se sumaron los comandantes Jorge Briceño y Efraín Guzmán.
“Mantendremos en alto nuestras banderas” fue la promesa empeñada reflejada en uno de los párrafos de la declaración final de la conferencia, que levantó su consigna: “Comandante Jacobo Arenas, estamos cumpliendo” en claro y emotivo homenaje al camarada inolvidable.

Al término de la Octava Conferencia Nacional quedó ratificada la tarea de continuar la senda trazada por el Libertador Simón Bolívar, trunca en su momento por la traición de la aristocracia de la época. El capital financiero continuaba dañando las fibras del tejido social mucho más de lo que ya habían sido dañadas.

Mientras en público acusan a los narcotraficantes por el daño que éstos causan a la población, en privado incentiva los mecanismos para incorporar orgánicamente el dinero de la droga en la economía nacional.

Y para el pueblo, la miseria...

Esta es la forma de actuar del capitalismo salvaje y el neoliberalismo como versión más despiadada, mas de 18 millones de colombianos se sumergieron en los niveles más bajos de los índices de pobreza.

Como siempre estas cuestiones generan fuertes manifestaciones opositoras al silencioso crimen que se perpetúa, el doctor Gaviria necesitó fortalecer su aparato represivo, reformó la justicia y modificó la Constitución, tornando al Estado más oligárquico, autoritario y anti-popular.

Aumentó la cantidad de tropas, soldados mas profesionalizados, compra de armamentos dotados de la mas alta tecnología , perfeccionó las técnicas de inteligencia, compró los medios de información , creó nuevas construcciones castrenses, todo en torno a aumentar la represión al pueblo.

La tragedia de los éxodos campesinos, huyendo de la represión, los bombardeos y las masacres colectivas.

Las fuerzas armadas quedaron mucho mas comprometidas con sus políticas de guerra, mientras que muchos se enriquecieron aceleradamente en medio de semejante corrupción. La justicia colombiana dejó de ser transparente y se asemejó a la norteamericana, transformándose en acusatoria.

Históricamente toda persona era inocente hasta que se comprobara lo contrario, últimamente se maneja en base a informantes, una Fiscalización General de la Nación comenzó a elaborar acusaciones en base a esos informantes pagos y a mentiras de la mas baja calaña. Fue trasladado de los Estados Unidos ese inmoral principio que afirma que “toda persona tiene su precio”. Los sentimientos y las acciones de solidaridad son pisoteados, la indignidad y la inmoralidad son los rectores del Estado Colombiano. El fascismo impera en este territorio donde las FARC-EP entablan una lucha heroica por modificarlo.

El gobierno colombiano abrió los caminos para la imposición de la Doctrina de la Seguridad Nacional en la normativa constitucional colombiana. Decretaron el Estado de Conmoción Interior que presentó al parlamento el proyecto de ley que transforma sus medidas extraordinarias en normas permanentes e incluyó otro proyecto de ley para reglamentar los estados de excepción. Todo con un profundo contenido antidemocrático, dictatorial, dirigido contra el movimiento popular para desarticularlo de su lucha y sus convicciones.

No obstante lo tétrico del proyecto bestial, ninguna de estas medidas afecta el accionar guerrillero. Los golpes recibidos en esa última etapa en lo substancial no fueron muy distintos a los de las anteriores. Las medidas apuntaron históricamente contra los trabajadores, los campesinos, los empleados, todos aquellos que reivindicaban sus derechos como los sindicalistas, los universitarios, cuyas protestas son criminalizadas tildándolos de terroristas, para hacerlos pagar con cárceles su lucha.

Sin embargo todo esto no fue suficiente, el gobierno presentó ante el Parlamento un proyecto de ley sobre seguridad y defensa que pretendía, en sentido contrario al sentimiento popular, agregar el título de “enemigo interno” como norma constitucional. De esa manera todos los recursos de la nación serían utilizados para la guerra, liquidando de un solo golpe todas las garantías individuales existentes en el país.

Estamos en condiciones de asegurar que el mismo modus operandi fue aplicado como filosofía básica por todas las dictaduras de turno en el cono sur del territorio americano, citamos como ejemplo la guerra sucia que causó desapariciones en el marco de una política de terrorismo de estado a mediados de la década del “70” en Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay.

Hacer la guerra para el gobierno colombiano, se convirtió en un negocio redituable, ya que les permitió disponer de dinero y poder para trabajar para la imposición de sus modelos económicos, siempre digitados por el imperio del norte.

El 31 de octubre decidieron incentivar exhaustivamente una guerra para poder implementar el nefasto modelo neoliberal que se lograría reforzando la seguridad mediante las conocidas prácticas de violencia e intolerancia, tal como lo venían haciendo las clases dominantes desde la década del “50”.

Los resultados de la violencia

FARC-EP ratificó tal como lo hace hoy mismo, la decisión de continuar en la búsqueda de la tan ansiada paz, levantando sus banderas y sus armas porque los problemas de hoy son aún mas graves que los anteriores, porque la actitud violenta del Estado va negando la posibilidad de construcción de espacios verdaderamente democráticos. FARC-EP trabajará hombro a hombro con todos aquellos que estén convencidos que el destino de Colombia NO puede ser indefectiblemente el de la guerra civil.

La profunda crisis vivida por los partidos tradicionales, imposibilitaron la creación de propuestas serias y programas claros. Sin embargo nada impidió que diversos sectores de la sociedad colombiana se pronuncien a favor de los acuerdos. El Foro para la Defensa de los Derechos Humanos, el Foro de Organizaciones Cívicas y populares, el ex presidente Misael Pastrana Borrero, la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes, la Comisión Pro-Amnistía, el escritor Gustavo Alvarez Gardeazábal y otras destacadas personalidades, obispos, la CUT, y muchas otras organizaciones cívicas y populares, demostraron una gran voluntad por la salida negociada.
Propuso una PLATAFORMA PARA UN NUEVO GOBIERNO DE MAYORIAS.

Al concluir la OCTAVA CONFERENCIA NACIONAL, FARC-EP ratificó la tarea de proseguir el ejemplo de la gesta emancipadora del LIBERTADOR SIMON BOLIVAR, continuando el camino hacia la conformación de La Patria Grande Latinoamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.