12.26.2007

Entrevista con Raul Reyes por Arturo Alape

Definitivamente, Colombia ha engendrado el olvido de su propia historia. Un olvido institucional como expresión de sobrevivencia de la clase dirigente política. Y esa amnesia histórica se ha vuelto colectiva como si fuera un fantasma de salvación de responsabilidades que no son nuestras. Son muchos los acontecimientos políticos sucedidos en las dos últimas décadas. Uno de éstos fue la operación militar a Casa Verde ordenada por el presidente Gaviria, que quizá hoy tiene honda repercusión en los orígenes del actual conflicto armado y las posibilidades de un nuevo proceso de paz.

Al comienzo de la entrevista, le pedí a Raúl Reyes, vocero de las FARC en las actuales conversaciones de paz, que contara el relato del momento de la muerte de Jacobo Arenas, que por cierto tiene que ver mucho con los posteriores acontecimientos históricos recientes.

"El día 10 de agosto de 1990 teníamos convocada una reunión del Secretariado en la oficina de Jacobo Arenas, en su caleta.. Llegamos las 8 de la mañana en punto; él ya estaba listo en la oficina, conversamos un rato. Luego entramos a ponernos de acuerdo en el orden del día que él tenía como propuesta. Se aprobó el orden del día, intercambiamos ideas. Por esa época estábamos pensando en que había que realizar la Octava Conferencia, se presentaron algunas dificultades de carácter organizativo y de carácter político y además a él se le había olvidado citar a los delegados; y estaba explicando eso.., viendo los papeles que teníamos para estudiar ese día cuando se quedó mirándonos fijamente a los ojos y nos dijo que se sentía muy enfermo. Lo vimos pálido, se levantó para acostarse en su cama que estaba a un lado, muy cerca de donde estábamos reunidos y en el momento en que se levanta del asiento, a los dos, tres pasos cayó al suelo. Inmediatamente intentó levantarse con un gran esfuerzo y nosotros nos levantamos a prestarle auxilio y lo llevamos a su cama. Los dejamos acostado, el médico inmediatamente llegó porque lo mandamos a llamar, le hizo los exámenes, le puso el fonendoscopio y todo lo necesario para saber qué había ocurrido y diagnosticó que había muerto de repente, un ataque cardíaco lo había matado. Nos cogió de sorpresa a todos la muerte de Jacobo Arenas. Después que nos damos por enterados que había muerto, entonces se procede a elaborar un comunicado para comunicarle al país y al mundo lo acontecido. La comunicación del lugar nuestro hasta Bogotá no tardó sino unos dos días, donde pudimos comunicarle al grupo lo que había ocurrido y luego se procedió a lo demás, a darle sepultura. Hay que decir que hubo muchísima gente el día de su entierro y las intervenciones de rigor de muchos compañeros, de la comandancia.

-¿Qué sucede después de la muerte de Jacobo Arenas? ¿Qué es lo que pasa con el gobierno de Gaviria en relación, con el proceso de paz que venía anteriormente?

- Es indudable que la muerte de Jacobo nos golpea a todos, nos lastima en la medida en que era un hombre con mucha experiencia, convencido de la lucha, Jacobo no hay sino él. Luego de que muere se ve la necesidad de ajustar el secretariado. Se decide que hay que llamar a Iván Márquez para que haga parte del Secretariado, se lo comunica directamente el camarada Manuel directamente por radioteléfono.

Es posible que el gobierno de César Gaviria Trujillo, ante la muerte de Jacobo, además se había derrumbado el campo socialista por la traición de Gorbachov y de toda la dirigencia soviética por los errores económicos y políticos en la construcción de ese modelo, utilice esa coyuntara para sus planes de guerra. También claudicaron por esa época, los otros grupos que hacían parte de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar: el M-19, el EPL, de Bernardo Gutiérrez, el Quintín Lame, el PRT. Abandonaron la lucha, entregaron sus armas, dejaron a toda la gente que los apoyó frustrados, porque para ellos no hubo nada a cambio de que les dieran la posibilidad de participar de la constituyente de 1991. Creo que todo esas consideraciones hicieron que la clase política gobernante, en cabeza de Gaviria como presidente de la república, consideraran que era el mejor momento para desarrollar una operación de exterminio contra el Secretariado, justamente el día en que los colombianos esperaban que la gente se pudiera expresar mediante elecciones nombrando una Asamblea Nacional Constituyente que iba a redactar la nueva constitución política que hoy rige a Colombia.

-¿Ustedes estaban invitados a participar en la Constituyente? ¿Cómo se plantea esa relación de quienes organizan la Asamblea Constituyente y la gente que se había desmovilizado?

- Primero, nosotros hemos dicho que fue un golpe artero, traicionero del gobierno del gobierno del señor Gaviria, porque a nosotros se nos había brindado la posibilidad de participar en la Asamblea Nacional Constituyente. Con anterioridad veníamos conversando con Manuel Pérez, jefe del ELN, con Caraballo, jefe de la fracción que aún quedaba combatiendo del EPL, la posibilidad de participar las tres fuerzas dentro de la ANC con 20 delegados. El gobierno opinaba que eran muchos delegados, pero no había cerrado en ningún momento la opción nuestra de participar. El gobierno dejó entrever que era posible llegar a algún acuerdo y se consideraba también por delegados del gobierno de que era posible seguir conversando, que no era necesario romper el proceso de paz que se había iniciado en el 84 con Belisario Betancur.

Por esos días, nos visitó en el pueblito, en Casa Verde, lo que se llamó la Comisión Exploratoria, en la cual fueron varios representantes a la cámara y personalidades para hablar con el Secretariado, con Caraballo y con Manuel Pérez y certificar ante el país, que todavía habían condiciones para avanzar en dirección a las conversaciones de Paz así evitar una nueva confrontación.

Además, el señor Gaviria había enviado a través del partido comunista una razón al secretariado de las Farc , en que expresaban la voluntad del gobierno para que participáramos como constituyentes. Nosotros hubiéramos podido participar. Son días antes del 9 de diciembre, antes de que ocurriera el ataque a Casa Verde. Se concluye por parte de la Comisión Exploradora de que existen posibilidades para seguir conversando. Por esa época viaja también la delegación del partido comunista a decirnos que hay que acatar esa posibilidad, que Gaviria los ha llamado a hablar de que si las Farc está en condiciones de hacer gestos positivos pueden participar en la ANC. Naturalmente las Farc no considera dar ningún gesto porque se trataba de participar en una ANC donde estaban presentes los que han gobernado siempre el país; estaban los que tienen toda la responsabilidad de las dificultades que tenemos hoy. Entonces no pensábamos que de esa Asamblea salieran muchas cosas importantes, pensábamos que en la hipótesis de que saliera una nueva Carta más democrática que la del 86, pues era posible que se siguiera violando como finalmente ocurre. Nosotros no podemos decir que la Constitución del 91 es toda mala, tiene cosas muy buenas pero se viola permanentemente, no se cumple en su cabalidad.

Gaviria piensa que al atacarnos el día 9 de diciembre cuando toda la opinión nacional estaba pendiente de los resultados de las elecciones, donde las figuras eran Navarro Wolf y todos que traicionaron la lucha revolucionaria armada, pues iba a pasar desapercibida la contundencia y los resultados de esa operación. Conocemos que tenía la prensa lista para dar el parte de victoria del aniquilamiento de cientos de guerrilleros y de la dirección de las Farc en Casa Verde.

- ¿El gobierno qué pretendía?

- Pretendía exterminar la dirigencia de las Farc y a cientos de guerrilleros en un momento, donde se decía públicamente, que los guerrilleros que continuábamos sin desistir de la lucha revolucionaria, eran odiados por la sociedad, que eran fósiles en extinción, que el mundo los rechazaba porque los guerrilleros buenos eran los que estaban dándose palmadas en la espalda con la oligarquía de este país, sin conseguir nada para el pueblo colombiano. Se apoyaban con el argumento, en lo que había ocurrido recientemente en el en el campo socialista
.
-¿El plan del gobierno se hizo en completo sigilo o ustedes tuvieron alguna información?

-Cuando decimos que es un golpe artero, traicionero de César Gaviria Trujillo y la clase política colombiana es porque no se conocía nada, es porque se da la sensación de que íbamos a continuar dialogando, que íbamos a continuar buscando formas para participar en la ANC. Si de parte del gobierno se nos hubiese notificado: ustedes no quieren ceder en esto y lo otro y por lo tanto hasta aquí vamos, no podemos seguir conversando, declaramos rotas las conversaciones, etc., etc., nosotros no pudiésemos decir ahora de ninguna manera que se tratara de un golpe artero, traicionero.

-¿Pero ustedes estaban preparado para cualquier circunstancia en esos meses?

- Obviamente, obviamente. Esa es una de las razones para que las Farc no crea en esta clase política porque como han ocurrido tantas cosas, como usted bien sabe, que asesinaron a Guadalupe Salcedo, que asesinaron a Duman Aljure, a tantos otros, al mismo Pizarro que entregó a sus hombres. Habían planes de defensa bien vertebrados comandados directamente por Marulanda para responder un eventual ataque del enemigo, que permanentemente sobrevolaba el área y hacían inteligencia aérea y terrestre a través de mucha gente que enviaron allá a recoger información. No nosotros teníamos todos esos elementos que nos hacían prever que en cualquier momento iba a ocurrir algo, pero la verdad que sí no nos imaginamos que fuese a ocurrir

¿Imaginaron la magnitud del ataque?

- No, de pronto la magnitud sí porque la guerra es así: más de 40 aviones y helicópteros bombardeando durante el día desde las 6 de la mañana y hasta las 7 de la noche, con una contundencia en el ametrallamiento total en toda el área. Se trataba de aniquilar la guerrilla. Sin embargo no logran el objetivo porque a los tres meses de cruentos combates en toda esa área de Casa Verde y la región de la Uribe, el mismo ministro de defensa de la época tuvo que reconocer en un debate en el senado de la república que ellos habían tenido 110 bajas, 9 helicópteros averiados o fuera de combate y otra cantidad de tropa herida. Nosotros tuvimos en ese mismo tiempo 13 camaradas muertos y otros heridos. La resistencia se tuvo todo el tiempo que se consideró necesaria tenerla en el área.

-Volvamos un poco como atrás. ¿Cuáles fueron los elementos de la operación del ejército ya desde el punto estratégico, y general cuál fue la respuesta de las Farc ? ¿Cómo se desarrolla la defensa de Casa Verde, cómo transcurre la partida de ustedes hacia el Guayabero?.

-El ejército y a clase política estaban en ese momento muy envalentonados porque habían creado la primera brigada móvil que habían usado contra el EPL que se desmovilizó por órdenes de Bernardo Gutiérrez, comandante del EPL. Fue es otro de los cálculos que no les resultó porque las Farc sí le respondió con los planes de respuesta. Las dos brigadas móviles que lanzaron en ese momento con muchos explosivos, porque eran unas bombas grandísimas sobre toda esa región, con un desembarco violento, eso caía tropa para agarrar los guerrilleros a como diera lugar. Los guerrilleros les dieron respuesta y entonces poco a poco empezaron a aflojar porque la situación era muy dura y la respuesta fue contundente en todos lados. Empiezan los combates, luego merma y los guerrilleros van adquiriendo nuevamente más experiencia en el fogueo y continúa la confrontación que vivimos hoy.

-En qué consistía, Raúl, la fortaleza de esas Brigadas Móviles, qué tipo de soldado la conformaban?

-Soldados común y corriente preparados para la guerra. El ejército colombiano es un ejército preparado para la guerra, es por demás injusto decir que es un ejército que no pelea; no, es un ejército valiente, es un ejército que sabe de guerra, es un ejército que ésta preparado para eso. Lo que pasa es que la guerrilla tiene, además de la experiencia de la guerra, también el elemento político, la firmeza ideológica, el nivel consciente que contribuye mucho a que haya decisión, a que haya arrojo, a que haya voluntad de ir al combate…

-Raúl, cuáles fueron las áreas geográficas en que desarrollaron la Operación de Casa Verde? ¿ Hasta dónde se desarrollaron esas peleas y por cuánto tiempo.?

- Geográficamente Casa Verde está en el municipio de La Uribe, en ese tiempo cubrió toda esa parte desde el río Duda hasta La Uribe llegando a una región que llaman El Oriente, ya sobre el río Duda, una región que llaman La Pista, Mesetas, una extensa zona por el río Papamene, en el Guayabero, porque consideraban que en cualquiera de esos lugares nos podían ubicar. Claro, en todos esos lugares estábamos y en todos esos lugares igualmente hubo combates durísimos en que no lograron ellos sus resultados. Esta era una región bastante conocida por nosotros, ellos igualmente la conocían mucho porque tenían mucho trabajo de inteligencia, mucho infiltrado en toda esa área, muchos guías. Entonces se trataba de una confrontación dura donde no habían inexpertos ni de parte de ellos ni de parte de la guerrilla, sino gente con dominio del terreno y con experiencia y capacidad militar igualmente.

-Después de lo de Casa Verde ustedes hacia dónde se dirigen y qué significa esa confrontación en los planes o en el desarrollo militar de las Farc.?

- Bueno, pues después de esa operación lo que hay es un fortalecimiento de la lucha guerrillera porque la gente se templa en el combate, se cualifica, hay unos que de pronto por la contundencia de la operación pidieron que los enviaron a otras tareas para estar en el combate. Pero hubo otros que al contrario se cualificaron mucho más e ingresó más gente. También hubo igualmente de parte de todos los frentes una respuesta muy grande con una campaña que se realizó en febrero, en todo el país, que preocupó muchísimo al gobierno de Gaviria y a su ministro de Gobierno, que por esa época era Humberto de la Calle Lombana. Luego aparecieron diciendo que estaban dispuestos a conversar de nuevo donde se les dijera y cuando se considerara conveniente. Nosotros, consecuentes con la política de paz, les dijimos listos, queremos conversar, necesitamos un lugar para conversar y entonces nos hablaron de unos sitios en la selva que no tienen ninguna importancia, que no tenían en ese tiempo ninguna importancia y menos hoy. Comienza a trabajarse lo que finalmente se hace conversando primero en Cravo Norte, posteriormente en Caracas, Venezuela, y finalmente en Tlaxcala, México, ya en el año 92.

-¿ Qué es lo que sucede para que fracasen esos diálogos y esos acercamientos entre ustedes, los Elenos, el EPL y el gobierno?

- Está en que el gobierno de Gaviria considera que aún tiene la posibilidad de liquidar a la guerrilla, que tiene la posibilidad de diezmarla y que el modelo que había desarrollado, y que le dio muy buenos resultados con los grupos que ya se habían desmovilizado, pues lo tenía en plena vigencia, lo que lo lleva a pensar que con las Farc es la misma fórmula. Por eso decide unilateralmente cancelar los diálogos de Tlaxcala...

-¿Quién se levanta de la mesa?

-El gobierno. Directamente el consejero para la paz en ese momento, Horacio SERPA, decide levantarse de la mesa y luego el presidente de la república en un acto televisado para todo el país cancela los diálogos y declara el país en estado de conmoción e impone el impuesto para la guerra.

-¿ En qué consistía esa declaración de guerra total en el país?.

-Poner todo el aparato del estado contra la guerrilla porque no fue solamente los bombardeos, los ametrallamientos y la búsqueda con muchos hombres y armas del ejército buscando los guerrilleros en las profundidades de la selva y en todo lado, sino también una propaganda, un trabajo a nivel de los medios de comunicación al servicio del Estado como Caracol, RCN, El Tiempo y otras agencias ideológicas del sistema. Amenazando a los guerrilleros, declarándolos enemigos del país y ofreciendo recompensa para quien entregara guerrilleros para capturarlos, pidiendo aporte económico de los empresarios nacionales y extranjeros para pagar la guerra contra la insurgencia colombiana.

-Cuál fue la respuesta en ese momento por parte de ustedes? ¿Luego qué sucede frente a este llamamiento de la guerra total?.

-Cuando declara la guerra lo nuevo son más argumentos jurídicos que él pone a disposición de su gobierno. Además,más recursos económicos. Las operaciones ya estaban en toda su dimensión, mientras continuábamos los diálogos. Empieza es a crear más Brigadas Móviles, utilizar más helicópteros, más aviones para la guerra. La gente nuestra estaba distribuida en todo el país, los frentes estaban en pleno fortalecimiento, con más ingresos, con el armamento que lograron capturar en el combate, y una experiencia cada vez mayor.

- ¿Es decir que ese proceso de la guerra total, la confrontación, es lo que les permite organizar y desarrollar la Octava Conferencia?

-Lo que pasa es que esa operación militar tan estruendosa y que se mantuvo, y aún se mantiene hoy, no logra impedir que la Conferencia se realice. Esta pudo realizar sin ninguna dificultad y pudimos movilizar a todos los delegados, los miembros del estado mayor central... La fecha en que se realiza la conferencia, es el 4 de diciembre de 1993. Dos años después de Casa Verde. El ejército no logra detectar dónde está reunida la Conferencia ni por dónde se movieron sus delegados. Fue un éxito muy grande para nosotros.

Después vendría lo que conoce el país. Las Farc después de Casa Verde crecieron desmesuradamente en su estructura militar. Sin embargo, en su momento, pocos evaluaron críticamente el costo para el país de aquel acto de guerra del presidente Gaviria. El debate hoy apenas se abre en todos sus pliegues para profundizar en las características del proceso de paz que comienza de nuevo.

1 comentario:

  1. Seria posible que publicaran las fechas de la entrevista? Tanto de realización como de publicación. Dónde se publico por primera vez?

    ResponderEliminar

Este es un espacio de discusion. En donde la fuerza esta en los argumentos.